Jesús López Medel

Académico

puerta

Conmemoraciones


Da la sensación, en estos días, que para aislarnos un poco de la confusión reinante, en tantos órdenes de la vida española, o de las torpezas de no pocos dirigentes políticos, se han acumulado, especialmente en 2014, diversos aniversarios. Que incluso sirven para la compensación de las incongruencias y malos ratos pasados. Y los que se avecinan. Las líneas que siguen son como un guión, que cada uno puede completar.

-Los 75 años de la creación del Ejército del Aire, Por Decreto Ley del Jefe del Estado. Cuántos héroes, cuántos muertos en combate o en accidentes aéreos. De chaval, conocí en Daroca (Zaragoza) a García Morato. Cuando la batalla para recuperar Teruel, el aeródromo militar del Campo de Bello (Teruel) se improvisó sobre tierras llanas fecundas. Mi tío sacerdote hacía de “párroco” castrense. La residencia de los oficiales radicaba en la ciudad de Daroca. Y para el Corpus, Morato llevaba la bandera de los Esclavos del Santísimo Misterio. Tras el combate, le gustaba jugar a la pelota, en un frontón que se le quedaba corto. Los jóvenes le recogíamos las pelotas que caían a los callejones. Sacábamos buenas propinas. Y los inicios del Atlético de Aviación, allí los vivimos, junto a la Brigada García Morato, con un gran festival artístico y patriótico.

-Los 94 años de la fundación de la Legión, ha tenido también su conmemoración brillante, en la iglesia de Santiago, de Madrid, abarrotada, y en otros actos en el cada vez más concurrido Hogar de la Legión, de Madrid.

-Los 60 años del fallecimiento de don Eugenio D´Ors, al que nosotros llevamos al Colegio Mayor “Cerbuna” de Zaragoza, para hablarnos de la historia de España, en 15 minutos y en 500 palabras. Le presenté, y eso nos mereció varias citas en su “Glosario”, y una compañía y amistad en su casa de la calle de Sacramento.

-La conmemoración de los 72 años de la Milicia Universitaria, que ofrecieron unos 300.000 dirigentes Oficiales de Complemento, ya mermados por la edad, y el olvido, y que dieron años de paz, gloria, servicio, tan heroico, como el ofrecido por el Alférez Rojas Navarrete. Aun debiera haber tiempo. Nos falta Fraga Iribarne.

-Dos años de la muerte de Antonio Mingote, Marqués de Daroca. “Las civilizaciones –en una viñeta de Abc— acaban en manos de los bárbaros. Lo peor es que la nuestra, los bárbaros, somos también nosotros”.

-Se cumple también los 250 años de la Santa Capilla de la Basílica del Pilar, de Zaragoza, tal como la conocemos hoy. El Deán Manuel Almos lo recuerda en un artículo “Abrazado a tu pilar” (revista “El Pilar, octubre 2014).



JESÚS LÓPEZ MEDEL
Premio Nacional de Literatura