Jesús López Medel

Académico

puerta

López Medel aboga por rescatar la figura de las Milicias Universitarias



El autor presenta una prolija relación de las treinta y una promociones de alféreces de Complemento, desde 1941 a 1972, al tiempo que rescata su valor como referente para la sociedad.

ÚLTIMO COMENTARIO

"El Ejército nace del pueblo y vive en él, en sociedad". Así se expresa Jesús López Medel (16 de junio de 1927, Daroca, Zaragoza), consejero togado del Ejército del Aire, prolífico escritor, Académico de la Real Academia de Doctores, profesor de Filosofía del Derecho y colaborador del periódico EL DÍA, quien hoy presenta en el Fuerte de Almeyda de Santa Cruz de Tenerife, a partir de las 19:30, el libro "Las Milicias Universitarias. Alféreces para la paz".

En esta prolija relación que recorre las treinta y una Promociones de Alféreces de Complemento, desde 1941 a 1972, "nos encontramos con personajes que han llenado la vida española, desde vocaciones sacerdotales, médicos, abogados, profesionales y políticos", como los casos de Adolfo Suárez, Felipe González o Manuel Fraga, explica López Medel.

Pero en estas páginas, además de esa concienzuda relación rescatada al detalle y más allá de la nostalgia y los recuerdos de madrinas como el de "Margarita se llama mi amor", el autor destaca el hecho de que las milicias universitarias "representan una forma de concebir el servicio permanente no profesional".

Así, en esta toma de conciencia de lo que el Ejército representa en la sociedad moderna, se hace eco de comentarios que abogan por rescatar esta figura que, a su juicio, encaja perfectamente "en el nuevo tipo de cultura de la defensa y los servicios que desempeña el Ejército en el extranjero", por ejemplo, en naciones con realidades muy singulares y donde los militares tienen que desarrollar labores "muy complejas".

Al respecto, Medel hacía referencia al terrorismo islamista, "un fenómeno nuevo, una guerra contra la intolerancia", en la que está implicada España, y cómo en países como Noruega ya se ha creado un "servicio de complemento" para actuar en este campo.

Sobre atentados que sacudieron Madrid aquel fatídico 11-M, López Medel hubiera deseado otra actitud del Gobierno. "La acción terrorista se podía haber clarificado y orientado bajo la perspectiva de un oficial de guardia, que ha de ponerse en contacto inmediato con la autoridad superior", dijo.

Y en ese caso, sostiene el estudioso que la milicia universitaria cumple una función relevante, por cuanto "hoy, en las sociedades modernas, el militar evidentemente no sólo se dedica al uso de las armas, pues existe todo un conjunto de realidades sociológicas y políticas que intervienen en tiempos de paz".


Además, señaló que frente al nuevo estado de cosas que establece la norma de Bolonia destaca el papel de facilitar a las academias militares la condición de constituirse en centros mixtos "con la posibilidad de ofrecer titulación profesional militar y civil a la vez".

No obstante, López Medel también comentó que en estos centros existen "ciertas dudas" respecto a la viabilidad de su conversión, a que puedan desarrollarse como centros universitarios con la capacidad de ofrecer titulación o procurar su inserción en la Universidad.

De fondo, López Medel propone una reflexión sobre de qué manera se puede aportar y reforzar el papel de las Fuerzas Armadas.

Y así, desde el convencimiento de que desaparecido el servicio militar obligatorio, el vacío entre Ejército y sociedad se llena con una conciencia de lo militar que aportan los reservistas, entiende la necesidad de incorporar universitarios para nutrir los cuadros de oficialidad de Complemento con sus conocimientos técnicos, profesionales y humanos.

Una declaración de fe y confianza en la respuesta de la juventud.


Jesús López Medel
MILITAR, ESCRITOR,
PROFESOR Y ACADÉMICO


------------ * ------------
Publicado en EL DÍA S/C de Tenerife
DOMINGO 29 de Enero de 2015