Jesús López Medel

Académico

puerta

UN LIBRO SOBRE CARLOS III



Con motivo de los 775 años del milagro eucarístico en la batalla de Luchente (Valencia), el día 23-2-1239, y de los 750 años de la institución de la festividad del Corpus Christi, se publicó la novena edición de la obra “Compendio de la historia de los Sagrados Corporales de Daroca”, escrito por Tomás Orrios de la Torre, del cabildo de la Basílica de Daroca (Zaragoza), en cuya preparación hemos colaborado y con el soporte de Ibercaja. Todo ello con ocasión de la estancia en aquella ciudad del rey Carlos III, cuando desde Nápoles venía a tomar posesión del Reino de España. Era el mejor obsequio, en 1759, que le habían preparado al que luego llamarían “el mejor alcalde de Madrid”, ilustrado y reformista, que puso las bases en materia agraria para la primera Ley Hipotecaria de 1861, inspirador del Museo del Prado, del urbanismo madrileño, de las Reales Academias y de las Sociedades Económicas de Amigos del País, de la nueva clase media, de las ordenanzas militares, del primer concepto de nación, antes de la Constitución de 1812, etc.

El libro, con sucesivas ediciones hasta la novena de 2014, contiene dos grandes temas: una narración, muy documentada sobre cómo se había producido en 1239 el milagro de las seis formas consagradas por el capellán de los tercios aragoneses, cuando se había interrumpido la misa, por un inesperado ataque de los sarracenos. Escondido en una gruta por el oficiante, aparecieron teñidas en sangre, en el corporal. Milagro que, por orden de Jaime I el Conquistador, tras disputas sobre el lugar para guardarlos, fue en la ciudad de Daroca, en donde quedaron definitivamente custodiados. En el camino hacia tierra aragonesa, hubo un seguimiento de fieles calificado como la “primera procesión del Corpus”. El proceso eclesiástico, en el que intervinieron el franciscano San Buenaventura y el dominico Tomás de Aquino, luego santos, duró hasta 1264. Coincidió con la declaración por el Papa Urbano IV del día del Corpus como festividad de la Iglesia Universal, tras numerosas bulas, peregrinaciones, indulgencias y gracias de prelados y pontífices.

La segunda parte de la obra, cuyo primer ejemplar entregó Carlos III al Palacio Real de Madrid, es una relación pormenorizada e histórica de los sucesivos reyes y cortejos españoles, desde Carlos I, Felipe II, hasta Felipe V y Carlo IV, que pasaron por dicha ciudad para adorar al milagro, convirtiendo a la llamada “Toledo aragonesa”, en un centro de peregrinaciones eucarísticas en Europa, y camino de Santiago.


Jesús López Medel
Premio Nacional de Literatura


------------ * ------------
Publicado en EL DÍA S/C de Tenerife
DOMINGO 16 de Agosto de 2015