Jesús López Medel

Académico

puerta

DEMAGOGIA Y SECTARISMO A LOS BORBONES



Este verano de 2015, además de sus temperaturas altas, nos ha traído además “temperaturas borbónicas”, con noticias que han parecido juego de niños. Con la repetición plástica e informativa de la retirada del busto del Rey, hoy emérito, Juan Carlos I, en la Alcaldía de Barcelona. Y el comienzo de otra posible retirada, la de la calles, unas 20, referidas a los monarcas en la ciudad de Barcelona. Menos mal que no alcanzara a quitar la de los Reyes Godos, o de los Reyes Católicos, o el aragonés Jaime I el Conquistador. Pero aun así, habrán querido defenestrar al gran borbón Carlos III, el mejor alcalde de Madrid, muy distante y distinto de los regidores de Barcelona, de Jerez o Zaragoza.

¡Y qué decir del Ayuntamiento de Madrid! La jueza alcaldesa Carmena –conocida entre el profesorado iusnaturalista de entonces por su disposición en el caserón de San Bernardo de la Universidad de Madrid, o por el llamado “Libro rojo del cole”, renunció a la fiesta religiosa de la Virgen de la Paloma, como la de Barcelona lo hizo respecto a la de la Merced.

Sobre esto los otros dirigentes –asimétricos— que han recibido el poder, responden con su silencio. Fuesen o no “granujas al poder”, como los bautizara Luffmann en “Un vagabundo en España”. Sí ha habido cierta reacción en David Gistau, ante el posible cambio de la calle madrileña de Juan I. Luca de Tena.

Todo eso aunque –como acaso dirán Galluga y Juan Manuel de Prada— pudiera tener el valor de “simple papel”. Sin embargo, aterra aún más el proceso y camino del linchamientos de esquemas, espacios o lugares religiosos.

Nosotros ratificamos aquí una expresión de José María Carrascal: “tales sujetos no merecen estar en una sociedad que presume de avanzada”. O recordar, con Pablo Díez, el milagro de la Virgen bombardeada, con ocasión de las bombas atómicas en Nagasaki, al encontrar entre los restos y escombros el rostro tallada de la Inmaculada Concepción, que sobrevivía a la explosión, con ojos hundidos, con un signo de paz y de esperanza. Recordando las palabras de don José María Pemán, cuyo busto en Jerez de la Frontera está amenazado por los sectarios, demagogos e ignorantes de su tierra, y que Carlos Herrera ha reproducido en una “tercera” de ABC: “Al nacer cada mañana/ tan solo le pido a Dios/ casa limpia en que albergar/ pan tierno para comer/ libros para leer/y un cristo para rezar. Que el que se esfuerza y agita/nada encuentra que le llene/y el que menos necesita/tiene más que el que más tiene”.


Jesús López Medel
Autor de “España en la encrucijada”


------------ * ------------
Publicado en EL DÍA S/C de Tenerife
DOMINGO 13 de Septiembre de 2015