Jesús López Medel

Académico

puerta

AVISO A NAVEGANTES. ¿SOBREVIVIRA LA ESCUELA PRIVADA CONCERTADA?



Las próximas elecciones generales del día 20 de diciembre, pueden decidir muchas cosas. Mejor dicho: muchos interiores de partido. No sólo, quizá, para mostrar mi prevalencia. Los que me suelen leer en mis libros y artículos, lo pueden imaginar. Fuimos a la batalla de Teruel en 1977, a echarle una mano a la gran cabeza de Cruz Martínez Esteruelas, que fuera Ministro de Educación

La libertad de enseñanza que proclama la Constitución, pretende por el “tripartito”, con deseos de pacta juntos, ser puesta en solfa. Primero, por la ignorancia frente a lo que se estila en las democracias occidentales. Segundo, por querer a su ideología, todo lo que en entre en ella. Pese a que en la Declaración Universal de Derechos del Hombre de 1948 está bien claro el derecho “preferente” o “prioritario”, en traducción francesa, de los padres en la formación de sus hijos. Lo estuvo, por eso mismo a algunos del equipo de Villar Palasí de 1970 les costó entenderlo— recogido en otros preceptos semejantes, que nosotros, al margen del pensamiento de la Iglesia Católica, lo expusimos en un libro, ofrecido al Papa Juan Pablo II, “Libertad de enseñanza y derecho a la educación”.

Si desapareciera o se atacase a la escuela privada concertada, cabría preguntar, como lo hacía al final del siglo pasado una educadora americana, en “La rebelión de los padres”, ¿quién trae los hijos al mundo?. ¿El estado, los partidos políticos, los profesores, los intelectuales…?. La señora Thatcher, siendo presidenta de la Comisión de Educación del Parlamento británico, hizo frente, con la obra conjunta “El libro negro de la enseñanza británica” –era de color negro en su portada— y provocó la dimisión de la señora Willians, ministra de Educación, por el partido laborista, cuando se denunció que ella, perseguidora de las escuelas independientes, llevaba, más o menos silenciosamente, a sus hijas a las mejores escuelas independientes.

Aviso, pues, a navegantes. Los tres partidos, con matices no clarificados del todo, han mostrado un disimulado pulso, por no expresarlo en otros términos menos suaves, frente a la escuela privada concertada, en la predominan los centros privados religiosos. Los padres, hermanos, exalumnos, tienen, pues, algo que pensar. Y los mismos cercanos al tripartito, y sus dirigentes, también. Porque en la competitividad con la escuela pública, y no seremos nosotros en no elogiarla, porque la colonia escolar darocense llevaba hasta hace años mi nombre, que es positivo para la sociedad. Porque estimula competitividad, la cual, a su vez, produce, según el tratado de Maastricht, la calidad de la educación, fundamental para el progreso de las naciones.


JESUS LOPEZ MEDEL,
Académico.


------------ * ------------
Publicado en EL DÍA S/C de Tenerife
Domingo, 13 de Diciembre 2015