octype html> EL REY JUAN CARLOS Y LA TRANSICION

Jesús López Medel

Académico

puerta

EL REY JUAN CARLOS Y LA TRANSICION


Escribo estas líneas, lejos ya del bullicio a que dio lugar la falta de presencia del Rey Emérito, don Juan Carlos, en la reciente fiesta de los 40 años de las primeras elecciones democráticas del año 1977. Me asocio al debate informativo, no por razones personales (aunque nosotros participamos en dichas elecciones, por la provincia de Teruel, juntamente con Martínez Esteruelas, Giménez Quilez, Navarrete, Leocadio Bueso, entre otros. Todos turolenses. (Merecería la pena indagar algún día, por qué no salimos ninguno). Resumiré simplemente algunas ideas:

-- habría que hacer referencia a las circunstancias o vivencias de la transición o de la reconciliación. Pérez, en ABC de 30-6-2017, escribe que “para cualquiera que conozca la historia de España, es incomprensible la ausencia del Rey Juan Carlos…Se ha equivocado gravemente la Casa del Rey”.

-- Luis Herrero, en Abc de 1-7-2017, que “tengo la sensación de que en el homenaje no supieron entender de qué iba el acto”; añadiendo que “por qué se cruzó de brazos el gobierno y no hizo lo suficiente para modificar”.

-- José María Carrascal señala que quien quiera ver una grieta entre el padre y el hijo, no conoce a don Juan Carlos, al que solo le interesa España.

Tratamos algo, en la etapa del franquismo, al entonces Príncipe Juan Carlos. Fuimos sucesores de Pío Cabanillas, en los Servicios Jurídicos Sindicales, de trabajadores y empresarios. Cuando había de despachar con el Jefe del Estado, sobre problemas laborales o universitarios, se nos aconsejaba una audiencia con el Príncipe. Ahora llega la ausencia del Rey Juan Carlos en un acto a primer nivel. ¿Hay algo más?

JESUS LOPEZ MEDEL,
Premio Nacional de Literatura


------------ * ------------
Publicado en: EL DÍA S/C de Tenerife
DOMINGO, 09 de Julio de 2017